.

.

La flexibilidad del txakoli de Bizkaia

.

.

Los vinos de guarda, las nuevas etiquetas y la reactivación de la hostelería alivian los males de la pandemia por las bodegas, que afrontan ahora el reto de los precios al alza

 

Elena Sierra · Sábado, 16 de abril 2022

.

Es inevitable hablar de la pandemia. El coronavirus sigue sobrevolando cualquier balance que se realice del último año, tanto como del año anterior … y posiblemente el próximo.

.

Aunque para entonces se hablará también de la guerra, del precio de la energía, de la subida de precios de materias primas… Pero de momento el Consejo Regulador de Bizkaiko Txakolina ha hecho el análisis de 2021 y las noticias son positivas: se confía en consolidar la recuperación tras dos años marcados por la pandemia, ha habido un ligero incremento en la producción –1,6 millones de litros frente a los 1,5 de la vendimia de 2020– y se han introducido algunos cambios en el reglamento para dar cabida a los estilos de txakoli que hace años que se elaboran.

.

Bertol Izagirre, vocal del Consejo Regulador y propietario de la bodega Gorka Izagirre, responde desde la Barcelona Wine Week.

–¿Sigue siendo año complicado?

–Están siendo años difíciles. Empezamos con la pandemia después de un 2019 y principios del 20 muy buenos y ahora el incremento de precios de la energía y las materias primas nos está afectando de manera importante. A pesar de ello, seguimos siendo optimistas porque creemos que en la D.O. se están dando pasos para ser más flexible, más moderna. Es lo que debemos hacer: incrementar la calidad de los vinos y seguir fortaleciendo la imagen del txakoli.

–¿Están mejor que hace año y medio?

–Sí. Nuestro mercado principal es el consumidor local y la hostelería y el hecho de que la hostelería esté abierta y que la gente quiera disfrutar de las barras y los restaurantes hace que la situación sea mejor… a pesar de todo lo que está cayendo.

–Cuando ese canal estuvo cerrado, ¿sufrieron más las pequeñas bodegas, las que no exportaban?

–Ha habido bodegas más preparadas en términos de exportación, de venta online y directa al cliente final, es cierto, pero el sufrimiento ha sido para todos.

«La DO no se queda atrás»

–¿Han salido ya todas esas botellas que estaban en almacenes?

–Sí, eso ha mejorado mucho desde el verano del año pasado. Y lo bueno que tiene el txakoli es que cada vez tiene una capacidad de guarda más interesante y eso hace que la gente haya podido alargar la cosecha anterior.

–Los cambios en la D.O. tienen que ver en parte con esto.

–Sobre el estilo de vinificar. Siempre se ha visto el txakoli como vino joven, que había que beber en un año, pero las bodegas y la D.O. no estamos de acuerdo con esos términos. Creemos que podemos elaborar grandes vinos con capacidad interesante de guarda y por ello se da este cambio en el etiquetado.

–¿Cómo son?

–Hay una contraetiqueta para el consumo del vino de uno o dos años y las elaboraciones en lías y madera, más orientadas a los restaurantes, llevarán otra etiqueta de Txakoli Bereziak. Queremos comunicar esa diferencia. Y para las elaboraciones más innovadoras, que antes no tenían cabida en el reglamento, se ha creado una categoría, Txakoli Apartak. Los vendimia tardía y los espumosos llevarán esta etiqueta de amparo de la D.O.

Comunicación óptima

–Estos estilos llevaban tiempo entre nosotros.

–No se había dedicado el tiempo suficiente a mostrárselo al cliente y ahora se ha dado el paso hacia facilitar esa comunicación al cliente final y al hostelero. La D.O. demuestra que no se queda atrás y que apoya a las bodegas en esas elaboraciones especiales.

–¿Es más sencillo comunicarle esto al cliente extranjero, que lo ve como un vino blanco con distintas elaboraciones?

–La comunicación es óptima para ambos tipos de clientes. Cuanta más información en la etiqueta sobre lo que hay en la copa, mejor. Y sinceramente nuestro mercado principal es el local, así que es donde hay que orientarlo.

–De la última vendimia, ¿qué se cuenta?

–Como no tuvimos mucho verano, fue un poco más tardía que en 2020 y duró casi un mes entero, con muchas diferencias entre parcelas, mucho trabajo, difícil. Pero estamos muy contentos con la calidad de los vinos que se están llevando al Consejo Regulador. La viticultura y la elaboración es cada vez mejor.

.

.

.

· Link

.

.

.

.

Funciona con WordPress Inspiro WordPress Theme por WPZOOM